Lagrange y el origen de la Luna

lagrange-copy

En 1772 el matemático ítalo-francés Joseph-Louis Lagrange estaba trabajando en el célebre Problema de los tres cuerpos cuando descubrió una interesante peculiaridad. Tratando de descubrir una manera de calcular fácilmente la interacción gravitatoria de un número arbitrario de cuerpos en un sistema, que según el enfoque newtoniano debía girar caóticamente hasta  colisionar  o hasta que alguno de los cuerpos fuese expulsado del sistema y así alcanzar el equilibrio mecánico, logró mediante una simple hipótesis: La trayectoria de un objeto se determina encontrando un camino que minimice la acción con el tiempo, reformular la mecánica clásica de Newton para dar lugar a la mecánica lagrangiana.

Con su nueva forma de calcular, el trabajo de Lagrange lo llevó a analizar el caso de un tercer cuerpo de masa despreciable en órbita alrededor de dos cuerpos más grandes que ya estuvieran girando a su vez en órbita cuasi circular. En un sistema de referencia que gira con los cuerpos mayores, halló cinco puntos fijos específicos en los que el tercer cuerpo, al seguir la órbita de los de mayor masa, se halla sometido a fuerza cero. Estos puntos fueron llamados puntos de Lagrange en su honor.

puntos_lagrange

Los cinco puntos de lagrange

Se suponía que en estos puntos se alojaban y se alojan en la actualidad planetesimales. Dichos planetesimales pueden chocar entre sí para formar cuerpos celestes más grandes. La hipótesis de Edward Belbruno y Richard Gott consiste en suponer que en estos puntos se formó un planeta y en un momento dado, por acción de la gravedad, habría sido expulsado del punto de Lagrange en que se encontraba, lo que lo habría llevado a chocar finalmente con la Tierra al encontrarse en su órbita. A este planeta se le llamó Theia, recordando a la titánide de ese nombre, madre de la diosa de la Luna, Selena.

Impacto de Theia con la Tierra
Impacto de Theia con la Tierra

La sonda Stereo lanzada por la NASA tiene como misión fotografiar los puntos de Lagrange L4 y L5 en un intento por hallar planetesimales. De tener éxito la misión, se enviarían sondas destinadas a analizar la composición de los materiales y así poder aclarar el misterio del origen de la Luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s