Bernoulli en la lucha contra el calentamiento global

bernoulli

El efecto magnus es una consecuencia de la ecuación de Bernoulli. Consiste en la aparición de fuerzas sobre un cuerpo cuando un fluido discurre con diferentes velocidades sobre las superficies de un cuerpo. Esto porque la presión es menor en la cara de la superficie por donde el fluido se mueve con mayor velocidad. Se usa este argumento para explicar el efecto de elevación de los aviones cuando logran alcanzar la velocidad de despegue necesaria.

El mecanismo puede observarse en el siguiente gráfico. La velocidad del aire arrastrado en la parte superior es mayor que en la parte inferior de la pelota que es lanzada “con efecto” (girando). Así, la presión en la parte superior es menor que en laparte inferior, por lo que se genera una fuerza dirigida hacia arriba.

bernoulli1

Resulta que el ingeniero alemán Antón Flettner pensó que este fenómeno podría ser un excelente mecanismo de producción de fuerzas capaces de ¡mover barcos! Se puso manos a la obra, y en 1924 logró diseñar y construir el primer barco con “velas rotatorias”; es decir, el barco que utiliza la velocidad del viento actuante sobre cilindros giratorios  para generar fuerzas de propulsión. El barco modificado del barco velero “Buckau” se renombró “Baden Baden” y tuvo su viaje inaugural de Alemania a EEUU en mayo de 1926. Sus ventajas:

  1. Podía moverse aún cuando no hubiera viento en lo absoluto.
  2. Podía ir en contra del viento hasta en ángulos de 20°, mientras que los veleros tradicionales no podían más allá de los 45° (orzada).
  3. 1 m2 de superficie de vela rotatoria equivalía a 10 m2 de vela.
  4. Ahorraba combustible por cuando funcionaba con motores auxiliares Diesel.

flettner

En julio de 1926 se botó el barco hamburgués trirotor “Bárbara”. Su ventaja más saltante, además de las anteriores,  fue la de alcanzar 9 nudos con viento de popa, mientras que los demás barcos de la época alcanzaban los 7 nudos con viento de popa.

barbara

Sin embargo, los bajos costos del diesel hicieron que al cabo de tres años los barcos fueran dados de baja.

¿La historia de los barcos con vela rotatoria había terminado? claro que no. En la década de los 80, Jacques Cousteau, el oceanógrafo más famoso de todos los tiempos, construyó un barco con vela rotatoria, el Alcyone. Posteriormente, construyó un segundo barco, el Calypso II.

 

En la actualidad, con el alza de los combustibles, la construcción de barcos con velas rotatorias apoyadas por motores eléctricos diesel o fotoelectricidad resulta ser muy atractiva, es así que en el 2007  la compañía Enercon (energía eólica) encomendó a los astilleros Lindenau Werft que construyera un barco con velas rotatorias. En el 2008 el barco fue botado con el nombre de Eship 1, pero por problemas económicos hasta la fecha no se ha completado la instalación de las velas rotatorias.

 

Pero el uso más novedoso es el que han propuesto los científicos Jhon Latham y Stephen Salter, quienes pretenden usar  trimaranes con velas rotatorias para arrojar a la atmósfera vapor de agua salina, produciendo así acumulaciones de extracúmulos. De esta forma, ellos esperan aumentar el albedo, es decir la relación de radiación solar devuelta al espacio versus radiación recibida. Se espera que este método ayude a combatir el calentamiento global. Lo novedos de esta propuesta es que los rotores no sólo harán girar las velas rotatorias sino que además aspirarán agua del océano y la expulsarán, pulverizada, a las nubes.

Un proyecto sobre la construcción de barcos a escala con velas rotatorias.

 

 :)  Quiero ser experto en el tema