¿Lima sin agua en el 2050? Que va, ¡si ya no hay agua!

sin_agua2

El problema del explosivo crecimiento de la ciudad de Lima se da en el contexto de una centralización absurda que todos repudian, pero que poco se hace por revertir. Los argumentos a favor de la descentralización son harto conocidos, pero poco tomados en cuenta al momento de la toma de decisiones de estado. Así, poco a poco ha ido creciendo un problema relacionado con el suministro de los recursos básicos para la subsistencia de la ciudad; entre ellos, el agua.

Lima está en la zona costera del Perú y forma parte de un extenso desierto. La tensión hídrica que vive la costa es enorme, teniendo niveles de sumnistro de agua inferiores al mínimo necesario para subsistir, según la OMS.

Tension_hidrica

Si actualmente somos 28 millones de habitantes, Lima alberga al 27% de esa población: 7,7 millones de habitantes. En el 2050 seremos alrededor de 60 millones si crecemos al ritmo de 1,5%, y de continuar la tendencia de la concentración poblacional en Lima, ésta tendría 16 millones de habitantes. ¿Mucho, poco?

Según la OMS, el umbral de tensión hídrica es 1700 m3/hab-año. Con el caudal limeño actual, 24 m3/s aproximadamente, se tiene un total de 130 m3/hab-año, lo que nos sitúa en el extremo del estrés hídrico (Alerta roja) ahora, no en el 2050.

¿Qué se está tratando de hacer?  Se propone cavar túneles a través de la cordillera para que, a través de una serie de embalses, se pueda almacenar y llevar agua a Lima.

agua_cordillera

Sin embargo, un problema grave nos acecha: el calentamiento global. Si bien es cierto tenemos el mayor número de glaciares andinos de la región, éstos se han derretido y actualmente sólo queda el 75% del total y se espera que la situación se vuelva dramática en los próximos veinte años. Especialmente, los glaciares limeños.

santa_eulalia

Con lo que se podrían construir obras enormes, pero no se tendría la cantidad suficiente de agua para llenarlas.

Dadas estas condiciones, el ingeniero Alberto Benavides de la Quintana plantea las siguientes acciones:

  1. Profundizar la descentralización haciendo de las urbes importantes verdaderas ciudades, similares a la ciudad de Lima. Una medida inicial: impulsar programas de construcción de viviendas en provincias.
  2. Utilizar la napa freática de la costa, recargando para ello los acuíferos.
  3. Construir canales longitudinales (como lo hicieron los nazcas) a lo largo de la costa para que las aguas de los ríos sirvan para suministrar agua a las ciudades vecinas.

Los pros son:

  1. Se crearían polos de desarrollo estratégicos
  2. Los proyectos propuestos son de mediano costo y rápida ejecución, lo que daría tiempo a emprender obras de mayor envergadura en el futuro mediato.

Los contras son:

  1. Las grandes ciudades están en la costa, por lo que a la larga sufrirían estrés hídrico también, esta vez en varios lugares.
  2. Retirar las aguas de la vertiente del atlántico produciría estrés en las poblaciones que se encuentran al otro lado de la cordillera.
  3. No se ha cuantificado el impacto ecológico.
  4. La napa freática no es un recurso renovable y está expuesta a la contaminación por filtración y bacteriológica.

Te propongo que mires el mapa del Perú y decidas si vale la pena seguir viviendo en el desierto o si tal vez será mejor mudarnos a un lugar mejor acondicionado para el desarrollo de la capital de la república.

rios_peru

Hacer clic en la imagen

Enlaces relacionados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s