De pishtacos, aceite humano y oportunidades de negocio

FGoya

Saturno devorando a sus hijos. Francisco de Goya 1820-1823

Recuerdo que de pequeño escuchaba a mi madre hablar de los pishtacos; seres míticos intrínsecamente malévolos que vivían en las serranías del Perú. La leyenda del pishtaco o pishtaku  surge entre la población de los Andes peruanos, en especial en los departamentos del centro y sur del país. Se tratarían de asaltantes de viajeros o personas solitarias, a las cuales degollaban para vender la grasa que les era extraída, o bien las enterraban, a veces con vida, para fecundar la tierra o dar solidez a las construcciones.

Hace unas semanas, en el mes de octubre, la leyenda cobró inusitada vigencia cuando la policía informó que había capturado una banda de traficantes de aceite humano en el Alto Huallaga; ¡pishtacos de verdad! Posteriormente, la noticia fue desmentida por las propias autoridades policiales de la zona, ya que al parecer “la vuelta de la leyenda” había sido gestada en Lima y todo se había tratado de un embuste.

Sin embargo, son historias de las abuelas las que señalaban que el aceite humano era un producto muy bueno para eliminar la cicatrices, ¿será que existe un verdadero mercado negro de aceite humano?

Buceando en la Internet algún procedimiento médico que incluyera esta sustancia, encontré un par de artículos que datan de 1938. El primero de Cecil Wakeley del King´s College Hospital de Inlgaterra, quien escribió el artículo “Human oil in the treatment of adherent scars” (Aceite humano en el tratamiento de cicatrices adherentes).

articulo

En el referido artículo  Wakeley detalla el procedimiento que siguió para eliminar cicatrices adherentes de un paciente con ayuda del aceite extraído del omento del propio paciente, procedimiento que, según ella, tuvo muy buenos resultados.

Aquí se ilustra la técnica seguida.

tecnica

En aquel mismo año, el patólogo del Derbyshire Royal Infirmary, G. Osborn, escribió un comentario sobre el artículo de Wakeley en el que manifestaba que le parecía inapropiado usar el omento por cuanto juega un papel muy importante en el buen funcionamiento de los demás órganos del cuerpo. Se preguntó, ¿por qué usar específicamente el omento y no cualquier otra parte del cuerpo que fuera menos riesgosa?

Finalmente, encontré que, para efectos cosméticos, en lugar de aceite humano se utiliza más bien el aceite de emú, el cual tiene características similares a la composición de los ácidos grasos de la piel humana. Recordemos que el emú es un ave grande, no voladora y que su hábitat natural se encuentra en el continente australiano; en la actualidad, solo sobrevive una especie, el emú común, que es la segunda ave de mayor tamaño, después del avestruz.

Composición (%) de ácidos grasos

del Emú y la piel humana

Acidos grasos Emú Piel humana
Mirístico 0,4 2,1
Palmítico 22,0 20,2
Esteárico 9,6 11,2
Palmitoleico 3,5 3,8
Oleico 47,4 30,8
Linoleico 15,2 15,1
Linolénico 0,9 0,3

Diversas fuentes indican que el aceite de Emú tiene propiedades antiinflamatorias y es un potente hidratante, por lo que su explotación económica es bastante apreciada, especialmente en Chile. La Internet da cuenta de proyectos para la explotación sustentable del aceite de Emú en Chile que son muy interesante porque validan operaciones similares a la liposucción humana con el fin de evitar el sacrificio del ave.

En nuestro país, al parecer, no está extendida la crianza de emúes, encontrándome en la web con el nombre de un solo criador en Lambayeque: Víctor Ricardo Castañeda Wise, pero sí existe un criadero de estos animales, al que pueden acceder haciendo clic aquí.

¿Podría ser este un motivo para desarrollar nuevos proyectos en nuestro país?

emu 

One thought on “De pishtacos, aceite humano y oportunidades de negocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s