El desprendimiento del iceberg del glaciar Mertz y el cambio del clima mundial

 

 La evolución del glaciar Mertz hasta su desprendimiento ha sido dramática en la última década, como pueden apreciar de la secuencia de fotografías anualizada que presento.

Flotando al sur de Australia está el gigantesco iceberg de 2 500 kilómetros cuadrados y miles de millones de toneladas desprendido a principios de mes del Glaciar Mertz debido al impacto del iceberg conocido como B9B, que se había separado de la masa antártica en 1987.

El doctor Neal Young ha asegurado que cualquier trastorno en el caudal de producción de la llamada agua de fondo de la Antártica afectaría las corrientes oceánicas, produciendo una transformación de los patrones climáticos con el resultado de inviernos más fríos en el Atlántico Norte en los próximos años. Esto porque el iceberg está en una zona clave para la creación de agua salada y densa.

De acuerdo con el glaciólogo francés Benoit Legresy, si se mantiene la presencia de glaciares en la zona, lo cual es muy probable, se bloquearía la producción de aguas densas interrumpiendo la corriente.

El primer científico que alertó sobre los peligros que acarreaba el cambio de las corrientes oceánicas en la variación del clima mundial fue Syukuro Manabe en 1991.

¿Cómo es posible que el incremento de agua dulce en las corrientes océanicas puedan alterar el clima continental?

Desde hace algunas décadas se conoce que la estructura de las corrientes marinas es tridimensional; es decir, están compuestas de movimientos horizontales en los que el viento juega un importante papel y de movimientos verticales, en los que la salinidad y las temperaturas son las fuerzas impulsoras. Las corrientes superficiales están por lo tanto ligadas, debido movimientos convectivos de agua, a corrientes profundas de características menos conocidas pero cuyo estudio en los últimos años ha recibido un fuerte impulso debido a su importancia oceánica y climática.

¿Cómo la salinidad y la temperatura pueden afectar las corrientes aceánicas, sobre todo en el atlántico?

Comencemos por el hecho de que la corriente superficial produce un flujo neto de agua hacia el mar del norte superior que el que retorna. La explicación dada es que la diferencia de flujo arribado al norte se sumerge y retorna, produciendo un flujo negativo. Esto debido a que el agua, al llegar a los mares nódicos, se enfría y aumenta su densidad hundiéndose.

En invierno este fenómeno se intensifica por la creación de hielos y la subsecuente suelta de sal aumentando el efecto de la generación de la corriente marina profunda.

Otros factores que influye en el incremento de la salinidad de las aguas del atlántico norte son la evaporación de las aguas atlánticas y su traslado al Asia, y la evaporación de las aguas entre las Bermudas y las Azores, y su traspase al Océnao Pacífico a través del itsmo de Panamá .

¿Cuál sería la consecuencia directa de la interrupción parcial de las corrientes por variación de la salinidad?

En 1991, un modelo climático de Manabe y colaboradores, en el que se jugaba con un sistema acoplado atmósfera-océano, predijo que un cambio en la circulación oceánica del Atlántico Norte podía provocar un enfriamiento de Europa (Manabe, 1991). La hipótesis original, retomada más tarde por otros modelistas, era que por un feedback negativo, consistente esencialmente en un frenado de la Corriente del Golfo, se produciría el enfriamiento en el continente. Esto ocurriría porque el calentamiento provocado por el efecto invernadero haría que aumentase el transporte aéreo de agua desde las latitudes tropicales a las latitudes medias y altas. Así, aumentarían las precipitaciones septentrionales y la escorrentía de los ríos que desembocan en el Atlántico Norte, con lo cual, los aportes fluviales de agua dulce harían perder salinidad a las aguas marinas y harían menos eficiente el proceso de hundimiento del agua superficial que tiene lugar en los Mares Nórdicos. Finalmente, el sistema termohalino de corrientes se debilitaría, disminuiría la fuerza de la Corriente del Golfo y serían más fríos los inviernos en las latitudes medias y altas del continente euroasiático.

 Fuentes

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s