Buscando planetas similares a la Tierra

Se denomina planeta extrasolar o exoplaneta al planeta que orbita una estrella diferente al Sol. Ya el genio de Giordano Bruno había escrito que debían existir múltiples mundos en el universo, pero no fue sino hasta 1992 cuando se confirmó la existencia de uno, pero orbitando alrededor de un púlsar o estrellas de neutrones, con periodo de rotación de 6,2 milisegundos: la PSR B1257+12.

Se cree que los planetas de la PSR B1257+12 pueden ser los núcleos rocosos de antiguos gigantes gaseosos, o el resultado de una segunda formación planetaria como resultado de los remanentes de supernova.

En 1995, Michael Mayor y Didier Queloz anunciaron el descubrimiento de otro exoplaneta: 51 Pegasi b o Belerofonte. Descubierto por el cambio en la velocidad radial (velocidad respecto a la visual del observador) de la estrella 51 Pegasi.

Actualmente se considera que este planeta puede ser similar a Júpiter.

En marzo de este año se publicó la noticia del descubrimiento del planeta COROT-9b, el cual es un exoplaneta que orbita alrededor de la estrella COROT-9, aproximadamente a 1 500 años luz de distancia en la constelación Serpens. Este exoplaneta fue descubierto por el satélite de investigación COROT. Es el planeta más grande de todos los planetas en tránsito conocidos, con un período orbital de 95 días. El tránsito de este planeta dura 8 horas, y su temperatura se sitúa entre 250 K (?23 °C) y 430 K (157 °C).

Hasta este año se han descubierto 416 sistemas planetarios con 493 cuerpos planetarios, de los cuales por lo menos 19 son similares a Júpiter. Aunque inicialmente se dudaba de que pudiera haber planetas como la Tierra, otra explicación posible de su no observancia era que los instrumentos utilizados no tenían la suficiente precisión como para detectarlos.

Con respecto a la búsqueda de planetas parecidos a la Tierra, en septiembre de este año, Gliese 581 g, el cuarto planeta de la estrella enana roja Gliese 581, se concluyó que es el mejor ejemplo conocido de un probable planeta terrestre orbitando dentro de la zona habitable que rodea a su estrella en la actualidad.

Anteriormente, los científicos habían considerado que eran más los planetas “c” y “d”, en los extremos caliente y frío, los que debían poseer condiciones aptas para el desarrollo vida similar a la Tierra. En cambio, el planeta “Gliese 581 g” está justo en el centro de la zona considerada de habitabilidad.

Este planeta siempre está mirando a la estrella Gliese y disfrutando de perpetua luz de día, mientras que el otro lado mira hacia el lado opuesto de la estrella y se encuentra en una noche perpetua. La zona más habitable de la superficie del planeta sería la línea entre la sombra y la luz, donde existe un amanecer y un atardecer perpetuos, estableciéndose una zona en la, a decir de sus descubridores, se tendría un amplio rango de climas estables para evolucionar alrededor de ésta.

Materiales de referencia

  1. La Enciclopedia de los Exoplanetas
  2. Análisis de la habitabilidad del planeta Gliese581 (Vogt, Butler)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s